Mi Viaje a Venecia

Publicado en por c.a.a.

Nos levantamos muy pronto, porque el hotel estaba en el Lido di Jesolo.  Cogimos el Vaporetto hacia Venecia, atravesando la Laguna. Las vistas de Venecia desde la Laguna son fantásticas.

El primer sitio donde fuimos fue a la Academia, las vistas del Gran Canal sobre el puente de la Academia me dejaron sin palabras.



Después recorrimos las calles de Venecia,  buscando alguna góndola. Y encontramos muchas.

El viaje en góndola va de 70 € a 100 € por pareja, y si quieres serenata te pueden pedir  150€.

Paseando vimos muchos “Campos”, que es lo que llamamos plazas y encontramos  la fachada de la iglesia que sale en “Indiana Jones en la ultima Cruzada”.

Después fuimos a ver  la “Scuola Grande dei Carmini” donde estaban las pinturas de “Tiepolo”. Sin palabras.


Pasear por las calles de Venecia te invita a relajarte, sentarte en un café y ver a la gente pasar.

Siguiendo las indicaciones llegamos al “Ponte dei Rialto” Es Precioso. Sobre el puente  hay muchísimas tiendas de recuerdos y un poco mas abajo el mercado de la fruta, donde por 1€ puedes comer una macedonia de fruta muy refrescante. Las orillas del Gran Canal están invadidas de bares y restaurantes.

Las góndolas y taxis no dejaban de pasar.

Por fin entramos a la Piazza de San Marcos y se nos fue la respiración. Uno de mis sueños se cumplió aquel día.

Los arcos de las Procuradurías son preciosos. Presidiendo la plaza esta la Basilica. La fachada es impresionante, sobre  las cinco portadas están los 4 caballos de San Marcos, los originales están dentro de la Basilica, en el Museo y son de cobre dorado.

A la derecha esta el Campanario de 97 metros de altura. Y un poco más a la derecha el Palacio Ducal donde residía el “Dux”,  y era la sede del gobierno y prisión.

 A la Izquierda de la plaza, encontramos la Torre del Reloj, es el más importante de Venecia.

Las calles que rodean la plaza están llenas de tiendas con las famosas  mascaras. También tienes muchos restaurantes donde comer una típica comida Veneciana.

Luego salimos hacia el Gran Canal desde la Plaza y costudiándola hay dos columnas,  la del León Alado, símbolo de Venecia y la de San Teodoro, antiguo protector de la ciudad.

Da mala suerte pasar entre ellas porque dicen que allí se ahorcaba a los condenados.

De camino hacia nuestro Vaporetto pudimos ver el famoso Puente de los Suspiros, bueno no lo vimos porque estaban restaurándolo.

La orilla del canal esta llena de hoteles y te rodean los “Top Manta” con bolsos y maletas.

Al llegar al embarcadero pudimos ver algo extraño, un crucero en el Gran Canal. Nos explicaron que deben de remorcarlo porque hay un limite de velocidad, tanto en el Gran Canal como en la Laguna, ya que las ondas que producen las lanchas pueden deteriorar la estructura de los edificios.

Llego la hora un que tuvimos que dejar esta preciosa ciudad, y nos fuimos al hotel a comer Macarrones con Pollo. JAJA

 

 

 

Etiquetado en Viajes

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post